Trabajar desde Casa

Teniendo en cuenta las circunstancias actuales de un brote pandémico en todo el mundo, millones de empresas de todo el mundo se han visto obligadas a dejar de lado sus entornos de trabajo habituales en las oficinas y a establecer una plantilla a distancia para realizar la misma cantidad de trabajo, sólo que desde sus hogares.

Muchas empresas de todo el mundo, como Facebook, Twitter y Amazon, han establecido que sus trabajadores trabajen desde casa, mientras que las empresas más pequeñas también están empezando a introducirse en el tema y a establecer políticas en consecuencia. Trabajar desde casa no es un concepto extraño, y los trabajos desde casa existen desde hace mucho tiempo.

Trabajar desde casa

Sin embargo, muchas empresas no están preparadas para ser eficientes a distancia. La transición les resultará difícil, pero con la siguiente guía se puede facilitar, de modo que se obtenga la misma cantidad de resultados que trabajando desde un entorno de oficina normal. Tanto si se trabaja desde casa como si se trabaja desde una oficina, el trabajo es el trabajo, y si se da la aportación necesaria, los resultados serán seguramente los mismos. Trabajar desde casa o desde una oficina no debería suponer una gran diferencia, siempre y cuando el entorno que crees para ti esté a la altura de tus posibilidades y te permita esforzarte al cien por cien. Los trabajos desde casa tienen sus ventajas y pueden parecer desalentadores al principio, ¡pero no lo son! Podemos enseñarte los entresijos de un trabajo desde casa y ayudarte a dominarlos por completo para obtener los mejores resultados.

Trabajar desde casa ocultar

Los fundamentos del trabajo desde casa

Trabajar desde casa nunca fue una realidad para muchos de nosotros. Aunque trabajar desde casa se ha convertido en algo bastante común en la nueva era de la tecnología, algunas personas siguen prefiriendo trabajar desde las oficinas o sus trabajos no les permiten poder trabajar desde casa. Sin embargo, en la actualidad, muchos nos hemos visto obligados a trabajar desde casa.

Dado que la mayoría de nosotros no tiene experiencia previa en el trabajo desde casa, hay algunos aspectos básicos que deben seguirse para que el trabajo desde casa sea fácil y funcional.

Haz un horario

Aunque la mayoría de nosotros podemos tener la flexibilidad de establecer nuestro horario para trabajar desde casa, es mejor ceñirse a un horario al que estemos acostumbrados o que nos recomienden nuestros empleadores. Para no aumentar el estrés ya existente, tu horario no tiene por qué ser vinculante. Reacomódalo según lo que más te convenga, siempre que sigas realizando una cantidad considerable de trabajo.

Establezca un espacio de trabajo

Teniendo en cuenta las circunstancias, no es probable que la mayoría de nosotros tenga ya una oficina en casa para trabajar. Pero se puede hacer un espacio improvisado. Hay que tener un espacio tranquilo y silencioso para trabajar. Todo lo que necesitas es una mesa, una silla, un ordenador portátil con conexión a Internet, material de oficina y ¡listo!

Tener una electrónica y una conexión a Internet fiables

Dado que serás la conexión entre tú y tu empresa, y probablemente necesitarás comunicarte con ellos a menudo, tener un teléfono, un ordenador y una conexión a Internet fiables es esencial para ti. Tu espacio de trabajo debe tener una toma de corriente y un suministro eléctrico de reserva por si te quedas sin batería o sin carga. Asegúrate también de tener un suministro de internet de reserva por si se te cae la red, como los datos de tu teléfono móvil.

Vístete de acuerdo

Nadie te verá mientras trabajas, pero vestirte adecuadamente te pondrá en el estado de ánimo adecuado y aumentará tus niveles de productividad. Esto no significa que tengas que vestirte con ropa formal como lo harías en una oficina normal, pero cambiar el pijama y ponerte al menos ropa de día puede ser un comienzo. Aunque técnicamente no es necesario hacerlo, puede ayudar a diferenciar tu tiempo del tiempo de trabajo y facilitar el seguimiento de un horario y estar al día.

Comunicar

Aunque no tener que ver a tu jefe o a tus compañeros de trabajo todos los días parece una buena idea, mantenerlos al margen puede no serlo. Si trabajas a distancia, la comunicación con tu jefe y tus compañeros es esencial. Mantente en contacto con ellos a través del correo electrónico, la mensajería instantánea o los programas que te permiten trabajar simultáneamente con tus compañeros en documentos compartidos. Manténgase al alcance de la mano a través del teléfono y los correos electrónicos y consulte a su jefe o a sus compañeros de trabajo si tiene confusiones en algún momento del proceso.

No te distraigas

Trabajar desde casa puede parecer fácil, pero puede ser difícil mantenerse concentrado si se enfrenta constantemente a distracciones como el timbre de la puerta o su familia hablando de fondo. Mantén tu espacio de trabajo relativamente libre de distracciones. Considera la posibilidad de adquirir unos auriculares con cancelación de ruido o utiliza otros métodos de insonorización. Si vives con una familia o con compañeros de piso, hazles saber que no deben molestarte en ese momento.

Evite las actividades extracurriculares en el período de tiempo

Si hay tareas domésticas que debes atender mientras estás en casa, prográmalas según tu horario de trabajo para no tener que utilizar tus «horas de oficina» para las tareas domésticas. Tienes que ser disciplinado y saber gestionar el tiempo de forma eficiente. Evita hacer pausas para limpiar o cocinar y programa tiempo para ello más tarde, de modo que no supongan una distracción mientras trabajas desde casa.

Mantén tu mente fresca

Trabajar desde casa puede convertirse con el tiempo en algo bastante solitario y claustrofóbico, sobre todo cuando se está atrapado en una rutina y no se puede salir de casa a menudo. Algunas formas de evitar caer en la monotonía es mantener la mente fresca. Intenta colocar tu espacio de trabajo cerca de una ventana para poder tener una vista del exterior mientras trabajas. Si no tienes esa suerte, mantener una planta de interior cerca de tu mesa de trabajo requiere poco mantenimiento y puede tener un efecto positivo. Mantente bien hidratado y toma un tentempié saludable en el medio para mantener tus niveles de energía.

Estos son sólo algunos de los pequeños aspectos esenciales que hay que cumplir para que trabajar desde casa sea una experiencia sana y positiva para ti. Elegir el mejor entorno para ti y optimizarlo según tus necesidades es el secreto para tener una oficina en casa con éxito.

Cómo pasar de un trabajo tradicional de 9 a 5 a un trabajo desde casa

Hay muchas razones por las que la gente pasa de un trabajo normal de 9 a 5 que requiere estar sentado en una oficina a una oficina en casa donde no tienes la amenaza constante de parecer ocupado por si entra tu jefe. Las estadísticas dicen que las personas que trabajan desde casa son más felices que sus homólogos. Por supuesto, la felicidad es más fácil de conseguir cuando trabajas con tus propias reglas.

Sin embargo, si normalmente ha estado acostumbrado a un trabajo presencial de 9 a 5, la transición a un trabajo desde casa le resultará bastante difícil. Pero no te preocupes, tenemos algunos consejos para que la transición te resulte más fácil.

Organice sus datos

La transición de un trabajo en la oficina a un trabajo en casa no será fácil, y el primer paso que debe cubrir es organizar todos sus datos y archivos. Al estar separados físicamente, tus empleados o compañeros necesitarán un acceso más sencillo a los archivos y datos que puedan estar bajo tu atención o que estés manejando. Proporcionarles toda la información necesaria con prontitud será esencial.

Utilizar un almacenamiento basado en la nube en el que puedas mantener todo actualizado y al alcance de todos los que trabajan contigo resultará importante. Programas como Google Drive y Dropbox deben convertirse en tus aplicaciones de referencia para mantener a todo el mundo al día.

Reconsidere sus métodos de comunicación

Como tendrás menos interacción cara a cara con tu empleador, empleados o colegas, necesitarás tener acceso a una forma fácil de comunicación que pueda hacerse a distancia. Para intentar ahorrar dinero, muchas aplicaciones basadas en Internet te permitirán hacer llamadas telefónicas y videollamadas a nivel local y global, como WhatsApp, Facetime, Google Hangouts y Skype, por nombrar algunas. Si no se necesitan llamadas, la comunicación también puede realizarse continuamente a través de correos electrónicos y mensajería instantánea. Por supuesto, la comunicación en un entorno de oficina es diferente a la de los trabajos en casa, pero puede seguir siendo bastante eficiente a través de otros medios.

Que todos trabajen

Tal vez la parte más difícil de la transición de un trabajo de oficina a un trabajo en casa es cómo mantener un control sobre sus compañeros de trabajo o empleados y ver si se mantienen en la tarea y están trabajando la cantidad requerida. Esto, que parece difícil en un entorno de oficina, puede resultar aún más difícil cuando se trabaja desde casa.

Deshacerse del horario de 9 a 5 puede facilitar esta tarea, ya que la evaluación de la cantidad de trabajo que se está realizando puede hacerse en función de los plazos de los proyectos, por lo que sus empleados pueden trabajar a su conveniencia, no necesitan un control constante y siguen haciendo su trabajo. Tal vez pueda recompensar a sus empleados por los resultados, para que sigan consiguiéndolos. Puedes hacer un seguimiento de la cantidad de trabajo que se realiza a través de software como Trello, Toggl y Tick, por nombrar algunos.

Deshágase de los riesgos de seguridad

Con un equipo disperso y todos trabajando desde diferentes lugares, los riesgos de seguridad pueden convertirse rápidamente en una preocupación, teniendo en cuenta que todos trabajarán en ordenadores separados y desde diferentes redes. Mantenerlos seguros debe ser una prioridad, y puedes hacerlo tomando algunas medidas esenciales.

Todo el mundo debería actualizar sus contraseñas con regularidad, y las contraseñas elegidas deben ser bien seguras. ¿Tener encriptados los dispositivos individuales de los empleados para los datos y los correos electrónicos? Utilice la red privada virtual (VPN) para el acceso remoto a la red, que puede mantener la mayor parte de su actividad en línea encriptada. Los ordenadores portátiles de la empresa configurados para ser ya seguros pueden ser quizás la mejor opción.

No dejes que se acabe la cultura organizativa

Con todo el mundo trabajando desde diferentes lugares, es probable que la cultura empresarial anterior que pudiera tener su empresa no sea muy fácil de mantener. Sin embargo, tener una cultura de empresa no lo es todo. A algunos equipos les resulta más fácil trabajar sin tener que reunirse constantemente. Un equipo de éxito es aquel que puede trabajar con los demás desde cualquier lugar, tratarse con respeto y realizar el trabajo con eficacia.

Sin embargo, eso no significa que no tengáis que veros las caras en absoluto. Es muy posible mantener viva la cultura de la organización a través de encuentros como reuniones mensuales, fiestas de fin de año o cualquier otra forma de reunión, para no olvidar el aspecto de los compañeros. Hacer uso de videoconferencias y reuniones periódicas a través de Skype u otros programas para repasar planes y tareas también puede contribuir a mantener viva la cultura de la empresa.

La transición puede no parecer fácil al principio si nunca se ha trabajado a distancia. Sin embargo, hay muchos ejemplos en todo el mundo de empresas y organizaciones que trabajan a distancia y que han demostrado tener bastante éxito. Aunque la idea de la transición puede parecer desalentadora, si sigues los protocolos básicos, tú también puedes conseguir que sea un éxito.

Las ventajas de trabajar desde casa

Teniendo en cuenta las actuales circunstancias mundiales, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, muchos trabajadores y empleados se han visto obligados a trabajar desde casa. Trabajar desde casa puede no ser del agrado de todos, pero puede ser una buena decisión para muchos. Aquí hemos enumerado algunas ventajas de trabajar desde casa, y si las revisas, quizá te replantees tu desprecio hacia ello.

La independencia

Trabajar desde casa no es sólo sentarse en un entorno cómodo y trabajar según tus propias reglas. También ayuda mucho a reforzar la atención, la concentración, la autonomía, la motivación y la confianza. Al no tener a nadie que te respire constantemente en la nuca, tú eres el único que se controla a sí mismo, y la forma de gestionar tu tiempo y hacer el trabajo cuando lo necesitas es una importante habilidad para la vida.

Su propio horario

Puedes hacer tu horario de acuerdo con tu ética de trabajo. Si no puedes trabajar de forma continuada durante horas, puedes darte descansos en el medio para mantener tus niveles de energía. Tendrás que seguir asegurándote de que todo el trabajo se hace, pero puedes tener más flexibilidad.

Mantener un cierto número de «horas de oficina» sigue siendo esencial, pero puedes dividirlas como quieras y establecerlas en función de tus horas más productivas, ya sea por la mañana o por la noche. Puedes trabajar con un horario con el que te sientas cómodo.

Ambiente confortable

Probablemente, para muchos de ustedes, el cubículo estrecho de su oficina, las luces blancas deslumbrantes y la máquina de café rota no son el entorno ideal para trabajar. Una de las ventajas de trabajar desde casa es poder crear un entorno de trabajo cómodo para ti. Puedes elegir un lugar que te guste, tal vez junto a una gran ventana o en algún lugar del patio. Puedes elegir una silla cómoda, e incluso configurar los niveles de ruido y la temperatura como quieras. Se acabaron los compañeros de trabajo y el jefe entrometidos en tu espacio.

Vístete como quieras

Mientras seas productivo, es recomendable que al menos te cambies el pijama aunque trabajes sólo desde casa, pero no es necesario que lleves una camisa de vestir planchada o unos caquis. Puedes llevar la ropa de diario que te resulte más cómoda, ya que no habrá peligro de que nadie te vea con ella puesta mientras trabajas. Sólo tienes que asegurarte de que, si vas a asistir a una reunión por videoconferencia, vas vestido adecuadamente, al menos de cintura para arriba, aunque no lleves pantalones debajo.

Ahorre dinero

Trabajar desde casa le reportará una gran ventaja: ya no tendrá que desplazarse de su casa a la oficina. El hecho de no tener que desplazarse puede ayudarle a ahorrar mucho dinero. Además, ya no tendrás que pagar otros gastos, como una comida cara, que no es una opción si trabajas en una oficina. Puedes preparar la comida en casa y tomarla cuando tengas hambre, ahorrando una cantidad considerable de dinero cada mes. Además, los gastos de tu oficina en casa pueden deducirse de tus impuestos.

Se puede hacer más trabajo

Aunque es un error común pensar que trabajar desde casa no suele ser tan eficiente como hacerlo desde una oficina, esto no es cierto en absoluto. Cuando se trabaja desde casa, se puede ser más productivo que el trabajador habitual de una oficina. En primer lugar, no pierdes tiempo yendo y viniendo de la oficina cada día. También puedes establecer tu horario según tus horas más productivas del día y ya no tienes que tomarte una hora por la mañana en la oficina para ponerte en modo de trabajo. Te liberas de las interrupciones de la oficina y estás relativamente más libre de estrés y puedes trabajar más.

Tus seres queridos reciben más de ti

Al trabajar desde casa, perderá menos tiempo en ir y venir del trabajo, lo que significa que puede sustituirlo por pasar tiempo con su familia. Su horario también tendrá una relativa flexibilidad, lo que significa que podrá pasar tiempo con sus amigos y su familia más a menudo si puede cambiar un poco las cosas. Quizá también le resulte más fácil asistir a eventos si antes el trabajo le impedía asistir a ellos. Tus mascotas también disfrutarán de tu presencia en casa más a menudo.

Aunque trabajar desde casa puede tener también sus contras, nos gusta creer que las ventajas las superan con creces. Trabajar desde casa puede ser una decisión difícil de tomar para muchos, pero seguramente no te arrepentirás a largo plazo. Trabajar desde casa, tanto si lo has elegido como si no, seguro que puedes sacarle el máximo partido.

Cosas cruciales a tener en cuenta sobre los trabajos desde casa

Tanto si ya has empezado a trabajar desde casa como si estás pensando en hacerlo, es necesario cumplir algunos requisitos para que tu trabajo desde casa tenga éxito. Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, como la ausencia de desplazamientos, la flexibilidad de horarios y la comodidad del hogar, pero hay que superar algunos retos. Los trabajos desde casa no son un paseo, y hay que saber algunas cosas cruciales antes de plantearse la transición de un trabajo de oficina a un trabajo desde casa.

Debería ser legal

Es posible que tu ciudad o la zona en la que vives hayan impuesto algunas restricciones a las personas que intentan abrir un negocio desde su casa. Muchos trabajos requieren reuniones con muchos clientes, y si crees que muchos clientes van a venir a tu casa para reunirse, puede suponer un problema si tu ciudad o los propietarios de la vivienda no lo permiten. Por lo tanto, asegúrese de que es legal en su municipio para que usted lo lleve a cabo.

Tendrás que poner más de tu tiempo

Es un error común pensar que trabajar desde casa significa que tendrás que trabajar menos porque nadie te vigila. Sin embargo, esto no es cierto, ya que los empleados que trabajan desde casa dedican más horas que los que trabajan desde las oficinas. Un estudio reciente demostró que el 73% de los trabajadores remotos trabajaban más de lo necesario en comparación con el 68,5% de los empleados que trabajaban en oficinas. Además, al no contar con un entorno de oficina tradicional y tener la ventaja de no tener que fichar, los trabajadores a distancia suelen trabajar en exceso si pierden la noción del tiempo.

Las dificultades técnicas pueden ralentizarle en algunos momentos

Es un hecho que tendrá que enfrentarse a dificultades técnicas mientras trabaje en una oficina, pero si trabaja a distancia, tendrá que acostumbrarse a tener que enfrentarse a más retos técnicos que los anteriores. Mientras trabajas en casa, es posible que la ayuda técnica no esté tan disponible como desearías. Además, algunos programas establecen restricciones para quienes intentan acceder a ellos fuera de un entorno de oficina. Por lo tanto, es posible que no pueda disponer de todos los datos a mano. Así que asegúrate de conocer todos los programas restringidos antes de decidirte a trabajar desde casa. Los fallos de Internet y de alimentación también pueden suponer un problema si no tienes copias de seguridad para ellos.

Los impuestos pueden no aplicarse de la misma manera

Trabajar desde casa significa que probablemente tributará de forma diferente a como lo hacía antes. Puede ser un empleado que trabaja a las órdenes de alguien desde casa o un autónomo, y tendrá que cumplir ciertos criterios para poder restar de sus impuestos los gastos de la oficina en casa o de la empresa. El espacio de la oficina que ha montado para trabajar debe ser utilizado regularmente y sólo para el negocio y debe ser utilizado para sus tareas administrativas y donde usted mantiene sus libros y registros para las citas y los suministros que necesita. Antes de instalar su oficina en casa, es aconsejable consultar a un profesional de la fiscalidad, para conocer los detalles exactos de cómo pagar sus impuestos.

Conciliar trabajo y familia no será fácil

Mientras intentas equilibrar el trabajo desde casa y mantener el tiempo con tu familia bajo el mismo techo, establecer límites puede resultar difícil. Trabajar en una oficina te quita la responsabilidad de tener que equilibrarla tú mismo, ya que la equilibra por ti, pero trabajar desde casa significa que tendrás que establecer tu horario en consecuencia. Algunos días tendrás que dar más de tu tiempo a tu trabajo, y otros días tendrás que dar más de tu tiempo a tu familia. Conseguir hacer todo el trabajo y dar a tu familia la atención necesaria depende de ti. Asegúrate de que tu familia sabe cuándo no debe interrumpirte y asegúrate también de saber cuándo debes dejar de trabajar.

Tendrá que enfrentarse a más distracciones de las que pueda pensar

No tener a nadie que te controle mientras trabajas para ver si te mantienes al día puede parecer una bendición, pero tener que mantener un control constante sobre ti mismo no es tan fácil como parece. Las redes sociales, las tareas y las actividades generales de la casa pueden reclamarte más a menudo mientras trabajas desde una oficina en casa, y mantenerte concentrado es totalmente tu trabajo.

Como se ha visto, los trabajos en casa suenan como si fueran más relajados, pero requieren un verdadero esfuerzo para tener éxito. Éstas son sólo algunas de las pocas indicaciones que debes tener en cuenta al intentar iniciar una oficina o negocio en casa.

Cómo sacar el máximo partido al trabajo en casa

Desde el punto de vista del libro de texto, las ventajas de trabajar desde casa pueden parecer mayores que las desventajas de hacerlo. Puede trabajar en un entorno cómodo, tener un horario más flexible y, en general, sentirse más relajado y sin estrés. Pero no hay que olvidar que, como todo, esto también tiene un precio. Trabajar desde casa puede parecer que merece la pena, pero hay algunos costes que tendrás que afrontar, por mucho que intentes minimizarlos.

Gastos principales

Estos son algunos de los gastos que tendrás que asumir cuando trabajes desde casa, pero hay una buena noticia: si tienes una cuenta de empresa puedes incluir parte de estos gastos en tus cuentas para ahorrarte los impuestos.

Alquiler

Cuando eres autónomo, no puedes cobrar el alquiler de tu negocio porque, técnicamente, tú eres el negocio. Sin embargo, es cierto que si alquilas tu casa a un propietario, puedes tener derecho a una parte del alquiler para tu negocio. Esto funcionará si dedicas una zona determinada de tu casa a tu oficina desde la que trabajarás exclusivamente. Si acaba vendiendo su casa, si es propietaria, tendrá que pagar impuestos por el número de habitaciones que utilizaba para el negocio, por lo que mantener su negocio a un número limitado de habitaciones le resultará beneficioso.

Impuestos

Tendrá que ponerse en contacto con su ayuntamiento para informarse sobre cómo solicitar la devolución de los impuestos municipales. Normalmente, si utiliza su casa para un negocio, podrá solicitar la devolución de una parte del impuesto municipal. Los tipos del impuesto municipal varían en función de lo que establezca su ayuntamiento y del valor de su propiedad. Sin embargo, es posible que tenga que pagar las tasas de negocio en lugar del impuesto municipal, dependiendo de cuánto utilice su casa para el negocio.

Costes de los servicios públicos

Mientras trabajas en un entorno de oficina, no tienes que preocuparte de los costes de la electricidad para el funcionamiento de los sistemas y las luces, ni del gas que se utiliza en la cocina de la oficina. Pero cuando trabajas desde casa, puedes notar como mínimo el aumento de la factura de la luz al empezar a trabajar con más aparatos y equipos de los que sueles estar acostumbrado.

Estos costes pueden aumentar con el tiempo, cuanto más te establezcas. Pero por suerte para ti, puedes reclamar la parte de los gastos de electricidad y gas que utilizas para iluminar y calentar tu oficina en casa.

Banda ancha y teléfono

Los gastos de banda ancha y teléfono también son otras formas de gasto de las que no tienes que preocuparte mientras trabajas desde una oficina, ya que tu empresa se encarga de ello. Pero si trabajas desde casa, también notarás un aumento en tus facturas de teléfono y banda ancha, y pasarás más tiempo conectado que desconectado para seguir con tus tareas diarias.

También puede reclamar por su teléfono y banda ancha mostrando el uso real de la línea. Si puedes demostrar cuánto utilizas para tu negocio y cuánto para tu uso personal, puedes reclamar el coste total de todo el uso empresarial. Instalar la banda ancha únicamente para uso profesional puede hacer que esto sea más cómodo para ti.

El seguro

Si ha empezado a utilizar su casa para el negocio o ha iniciado recientemente un trabajo en casa, no es probable que tenga un seguro para ello. Probablemente tenga un seguro de hogar que no cubra la parte comercial de su casa. Por ello, tendrá que contratar un seguro de trabajo desde casa para que el uso empresarial del edificio también esté cubierto.

Cálculo del uso comercial de su casa

Los gastos pueden parecer muchos cuando se trabaja desde casa, pero hay algunas formas de reclamarlos calculando qué parte de la casa se utiliza para el negocio. Si eres un trabajador autónomo o estás en una sociedad en la que tus socios son también personas independientes, puedes utilizar el método de contabilidad simplificada que permite calcular a tanto alzado la parte de tu casa que utilizas para uso profesional.

Para que el método de la tarifa plana funcione, tiene que tener en cuenta la media de horas al mes que pasa dirigiendo su negocio en casa y, a continuación, añadir una cantidad fija por el uso comercial de su casa en sus cuentas. Utilizar este método será fácil y sencillo de calcular.

Aunque en el peor de los casos los gastos pueden parecer muchos, también hay múltiples formas de ahorrar mientras se trabaja desde casa, así que si se calcula bien esto, se pueden equilibrar los gastos, para que trabajar desde casa no parezca tan tedioso.

10+ Trabajos desde casa que puedes empezar hoy mismo

Trabajar desde casa no es una ideología nueva, y en la era moderna, debido al aumento del uso y la flexibilidad de la tecnología, hay varias formas de negocios que pueden iniciarse desde casa y tener éxito si se aplican correctamente. Hay varios negocios probados en casa que puedes empezar hoy, de los cuales diez son:

Comprar productos y vender desde casa

Si estás buscando montar un negocio online desde casa, esta puede ser una buena opción para ti. Es un modelo muy sencillo de seguir y sólo requiere que compres al por mayor a los proveedores y que vendas individualmente con un beneficio para ti. Si estos productos son fáciles de almacenar y enviar esta es una buena opción de bajo mantenimiento a considerar

Vender productos que uno mismo fabrica

Si tienes una afición específica o cosas que haces tú mismo, como productos de higiene caseros o artículos de alimentación, puedes plantearte convertir esa afición en un negocio. Como serás el creador y vendedor de estos artículos, podrás gestionar todos los aspectos. Puedes optar por venderlos a través de Etsy o de tu sitio web privado y será una buena forma de involucrar la pasión con el trabajo.

Tener un blog

Empezar un blog puede parecer que no va a valer de mucho al principio; tu blog puede ser un negocio casero bien remunerado. Tu blog puede versar sobre cualquier tema que te interese, y hay múltiples formas de ganar con él, como la publicidad, el cobro de cuotas de afiliación, la venta de productos caseros o de envío directo, la obtención de patrocinadores o que otros escriban posts patrocinados para ti.

Empezar un negocio de impresión

Empezar un negocio de impresión puede tener un modelo similar a un modelo de negocio de dropshipping. No tienes que enviarlo tú mismo; tienes que tener un proveedor para ti. Si te consideras bueno en los diseños o puedes crear diseños creativos, todo lo que necesitas son productos de marca blanca y puedes vender una amplia gama de productos como libros, camisetas, tazas y cojines, por nombrar algunos.

Conviértete en un YouTuber

Mucha gente considera que ser YouTuberas no es un trabajo real, pero, de hecho, no es mentira que probablemente acaben ganando más que el trabajador medio con un empleo normal. Al igual que un blog, tu canal de YouTube puede ser independiente o puede utilizarse para promocionar tu otro negocio de los productos que vendes. Al convertirse en un YouTuber, usted puede ganar dinero al convertirse en un socio de YouTube por los anuncios, patrocinadores, o la venta de mercancías.

Vender sus servicios

Dirigir un negocio basado en los servicios es quizá más sencillo que dirigir un negocio en el que se venden productos. Si eres un profesional creativo o tienes experiencia en áreas como el diseño o el marketing, puedes trabajar como autónomo o con empresas desde tu casa. Puedes hacer malabarismos con varios clientes a la vez, pero no necesitarás un mercado tan grande como si vendieras productos. Puedes dar clases particulares, formar, escribir y diseñar desde tu casa.

Enseñanza y tutoría en línea

Dado que cada vez más personas prefieren la facilidad de la tecnología, la demanda de clases y cursos en línea ha aumentado con el tiempo, lo que significa que también hay necesidad de profesores y tutores. Es bastante rentable y ofrece una amplia gama de temas y cualquier cosa en la que te sientas cómodo enseñando. Puedes inscribirte en sitios web que ofrecen una plataforma para que los profesores o tutores trabajen.

Asistente virtual

Cualquier empresa o trabajador individual puede convertirse en asistente virtual. Un asistente virtual es alguien que se encarga de pequeñas tareas para su empleador, que pueden ser introducir datos, responder a correos electrónicos, gestionar la presencia en línea, actualizar blogs o programar. La mayoría de los asistentes virtuales cobran por horas y pueden ganar una cantidad considerable de dinero desde su casa.

Introducción de datos

Este es otro campo de trabajo en el que se trabaja con una empresa o un negocio para el que se introducen datos. La entrada de datos se realiza en algún tipo de base de datos y no es necesario tener mucha experiencia para ello. La tarifa de la entrada de datos suele cobrarse en función del tamaño de la base de datos.

Escribir por cuenta propia

La redacción de contenidos como profesión ha experimentado un aumento en los últimos años, ya que la competencia entre las empresas ha crecido y el marketing de contenidos constituye la mayor parte de la presencia online de estas empresas. Las empresas buscan constantemente redactores autónomos que les proporcionen contenidos y puedan ganar una cantidad considerable.

Hay múltiples formas de ganar desde casa, y con la mayor parte del mundo en línea, las posibilidades parecen ilimitadas. Puedes ganar una buena cantidad de dinero en la mayoría de estas empresas. Sólo tienes que encontrar lo que mejor se adapte a ti, ¡y estarás listo!

Trabajar en línea desde casa

No cabe duda de que un trabajo presencial de 9 a 5 proporciona más estabilidad y estructura en la vida, pero mucha gente sigue prefiriendo la flexibilidad e independencia que ofrecen los trabajos desde casa o en los que se trabaja en línea. Gracias al aumento de los avances tecnológicos, trabajar desde casa se ha convertido en algo bastante sencillo, y no hay razón para no optar por ello. A continuación, te presentamos algunas formas de trabajar en línea desde casa:

Amazon FBA

Amazon FBA significa Fulfillment by Amazon y es un servicio que proporciona Amazon, que ayuda a los vendedores proporcionándoles servicios de almacenamiento, empaquetado y envío. De este modo, los vendedores tienen que hacer frente a una menor carga y pueden trabajar con mayor flexibilidad. Los vendedores envían su mercancía a Amazon, donde almacenan los artículos en depósitos, y cuando alguien los pide, los empleados de Amazon los empaquetan y los envían.

Se trata de una buena oportunidad para las personas con nuevos negocios, ya que al trabajar para los compradores de Amazon, tendrás más posibilidades de que tu negocio crezca. Amazon se asegurará de que tus compradores confíen en ti desde el primer momento, ¡y Amazon se encargará de todo el trabajo duro de embalaje y envío!

Drop Shipping

El Drop Shipping es un modelo en el que el vendedor no almacena los productos que va a vender en las tiendas, sino que se pone en contacto directamente con el vendedor o el fabricante cuando se realiza un pedido, que luego envía el producto directamente al cliente. Usted puede elegir los productos que quiere vender y su proveedor puede entregarlos directamente en la puerta de su cliente. Así se ahorra el pago de espacio de almacenamiento, e incluso de gastos de embalaje y entrega.

Puedes vender una gran variedad de artículos mediante el envío directo. Regístrate en sitios web que te proporcionen acceso a proveedores en línea para empezar a crear tu tienda online.

Fiverr y UpWork

Al convertirse el trabajo autónomo en línea en una opción cada vez más elegida por muchas personas que trabajan en línea, el número de sitios web que ofrecen plataformas para estos trabajadores también ha ido en aumento. Fiverr y UpWork son dos de las plataformas de freelance más populares que ofrecen una gran variedad de oportunidades para las personas que intentan ganar dinero en línea.

Ambas plataformas te permiten ponerte en contacto directamente con clientes que buscan trabajo en un campo determinado o un conjunto de habilidades. Estas plataformas son bastante hospitalarias con los nuevos autónomos, siempre que se sigan sus directrices y condiciones, por supuesto.

Marketing de afiliación

El marketing de afiliación es un marketing basado en el rendimiento en el que sus empresas recompensan a uno o varios afiliados por cada cliente o visitante atraído gracias a los esfuerzos del comercializador. Se trata de un anunciante, un editor y un consumidor. El editor promociona los servicios o productos que ofrece el anunciante a través de sus canales, como enlaces o códigos promocionales.

Cuando un consumidor hace clic en estos enlaces y compra los servicios o productos que se ofrecen, el editor obtiene una parte de los beneficios. Puede cobrar por cada venta realizada, por el número de clics en los enlaces o recibir una tarifa fija durante un periodo estipulado.

Marketing en red

El marketing digital es un modelo de negocio que funciona desde casa y depende de las ventas de persona a persona por parte de agentes autónomos. Para ello, tendrá que crear una red de socios comerciales o vendedores que le ayuden a buscar clientes potenciales y a cerrar ventas. También se conoce como marketing multinivel y suele atraer a los trabajadores desde casa por la independencia que conlleva este trabajo. En el marketing de red, es esencial elegir la empresa adecuada para la que trabajar. Puesto que será responsable de lanzar y vender productos para ellos, asegúrese de que los productos o servicios que venden son seguros y legales. La sinceridad y el entusiasmo jugarán un papel muy importante a la hora de conseguir el éxito.

Autopublicación

La autopublicación se explica por sí misma; es cuando el creador publica un medio de comunicación sin recurrir a un editor profesional. La autopublicación se suele hacer de formas escritas de medios de comunicación como revistas digitales o libros electrónicos. La forma más obvia de ganar dinero a través de la auto-publicación puede vender sus medios de comunicación. Puedes ganar desde un dólar hasta miles de dólares a través de la autopublicación, dependiendo de la buena acogida de tu material.

Hay muchas plataformas de autopublicación, como Kindle, CreateSpace y Barnes and Nobles Press, por nombrar algunas. Aunque la impresión, la publicación y la distribución no tienen ningún coste, los derechos de autor vendidos por libro electrónico no suelen ser muy elevados y, tras las ventas iniciales, el número de ventas suele disminuir.

Gracias a diversos métodos, trabajar en línea desde casa no es tan difícil como antes. Varias plataformas están preparadas para recibir tus servicios y retribuirte; tienes que encontrar la adecuada para ti.

Pasos para empezar a trabajar desde casa

Trabajar desde casa ya no es raro, y cada vez más personas aceptan ampliamente el trabajo a distancia en lugar del trabajo presencial. Aunque se ha convertido en la norma para muchas empresas y negocios, las políticas formales para gestionar y supervisar el proceso no son tan comunes por parte de los empleadores como cabría esperar.

La mayoría de las empresas que contratan a trabajadores a distancia no tienen políticas al respecto, lo que a la larga puede llevar a la confusión. He aquí algunos pasos para establecer una política eficaz de trabajo desde casa:

Resumir las funciones elegibles para trabajar desde casa

Aunque el trabajo a distancia puede parecer una buena opción y resultar más eficaz a largo plazo, no todos los empleados están hechos para ser trabajadores a distancia. Algunos empleados necesitan supervisión y no pueden trabajar de forma independiente. Los trabajadores a distancia deben ser disciplinados, autosuficientes y automotivados.

Por tanto, los trabajadores a distancia que elija para trabajar desde casa deben ser adecuados y ajustarse a la categoría. No necesitarán estar físicamente en la oficina y deben estar bien equipados y conocer la tecnología para poder realizar el trabajo de forma eficiente desde casa.

Definir el objetivo

La política que establezcas debe tener un propósito definido, que debe ser expuesto claramente a tus empleados. Debe definirse en términos de un documento y en qué beneficiará la oportunidad de trabajar desde casa en el futuro. La política debe mejorar la experiencia de tus empleados en la empresa y debe estar en contacto con lo que crees. Transmítales adecuadamente el papel que desempeñará la política en la empresa y cómo se utilizará.

Establezca las expectativas

Todos los trabajadores a distancia deben tener claro lo que la empresa espera de ellos. Por lo general, las expectativas incluirán la cantidad de tiempo que los empleados trabajarán al día y cómo se comunicarán con el resto de la empresa. Deben estar al tanto de todas las reuniones y deben estar presentes en todas ellas cuando se les necesite. Deje claras las expectativas y la calidad del rendimiento que se espera de los trabajadores remotos. Dígales cómo deben actuar, para que sigan cumpliendo las expectativas que se les exigen.

Defina cómo sus empleados pueden solicitar trabajar desde casa

Defina el proceso mediante el cual sus empleados pueden solicitar la opción de trabajar desde casa. Decide si tienen que presentar una solicitud formal para conseguirlo o si pueden hablar directamente con su jefe.

Asimismo, aclare si el empleado debe ser considerado apto antes de poder solicitar la opción del trabajo a distancia y qué es lo que lo haría apto. Deja claros los pasos y la ruta de solicitud a tus empleados, para que sepan lo que hay que hacer si desean que se acepte su petición.

Establezca los requisitos de equipamiento y tecnología que va a cumplir

Dependiendo del trabajo que requiera tu trabajador a distancia, puede que tengas que proporcionarle algunos equipos y tecnología para que los cumpla, teniendo en cuenta que puede que no los tenga en su casa. Algunas tecnologías específicas que pueden necesitar tus trabajadores son el software, la velocidad de Internet, los ordenadores y la banda ancha. Aclara de antemano si vas a proporcionárselas a tus trabajadores o si ellos tendrán que hacer los preparativos por sí mismos de antemano. Asimismo, describe el procedimiento con el que se resolverán las dificultades tecnológicas.

Garantizar la seguridad digital

La seguridad digital es una preocupación común entre los empleados que trabajan desde casa. Si los empleados están utilizando sus equipos conectados a la red de la empresa, pueden introducir accidentalmente virus en ellos. Asimismo, aunque estén utilizando el equipo de la empresa, pueden descargar archivos o aplicaciones acompañados de virus.

Por ello, el equipo informático de una empresa debe asegurarse de que se proporciona de antemano a los trabajadores remotos la protección necesaria, como encriptación, antivirus, cortafuegos y cualquier otra forma de protección. La protección debe estar garantizada en los dispositivos y servidores.

Dejar claro que los gastos están cubiertos

Trabajar desde casa puede no ser una opción tan barata como la mayoría piensa. Trabajar desde casa conlleva los gastos de hacer una oficina en casa, conseguir una mayor conexión de banda ancha o Internet, el uso del teléfono, la electricidad y otros servicios.

Antes de contratar a tus empleados a distancia, aclárales qué gastos cubrirá la empresa o si se les proporcionará algún tipo de asignación para cubrir dichos gastos.

Una póliza de trabajo desde casa puede cubrir cualquier requisito que considere útil para su empresa o sus empleados, siempre que todos los aspectos del trabajo desde casa estén cubiertos por ella. Una política eficaz de trabajo desde casa hará que la experiencia sea mejor para todos.

Opciones de inversión cuando se trabaja desde casa

Aunque muchas personas deciden voluntariamente trabajar desde casa o ser autónomos, muchas de ellas no planifican el futuro y acaban ahorrando casi nada para su jubilación. Las cuestiones financieras pueden parecer en ese momento demasiado abrumadoras, pero tener algún plan de jubilación es esencial para todos. Hay muchas opciones de inversión que están diseñadas específicamente para quienes trabajan o dirigen pequeños negocios desde casa para minimizar la carga fiscal y hacer crecer un fondo para la jubilación.

Planes de Pensiones

El SIMPLE en SIMPLE IRA significa ‘Savings Incentive Match Plan for Employees’, mientras que IRA significa ‘Individual Retirement Arrangement’. Si tiene hasta 100 empleados, puede invertir en un plan a través de esta IRA. Como empleado, puede aportar hasta 13.500 $ al año, mientras que como empresario, puede igualar hasta el 3% de sus ingresos netos por trabajo por cuenta propia. Se aplica una penalización del 25% si se retira de la IRA SIMPLE en los dos años siguientes a su apertura, por lo que poner dinero en ella garantiza que estará ahí a largo plazo.

Cuentas IRA Roth

La IRA tradicional o Roth se considera un buen comienzo para quienes desean invertir. Cualquier persona que tenga algún tipo de ganancias o ingresos puede contribuir a esta IRA. Sin embargo, sólo puede aportar 6.000 dólares al año o 1.000 dólares más si tiene 50 años o más. Sin embargo, las cuentas IRA Roth tienen un límite, por lo que si gana demasiado dinero al año, no podrá contribuir a las cuentas IRA Roth. En cuanto a los impuestos, con la IRA Roth no puedes evitar los impuestos antes, pero puedes evitarlos después de sacarla en la jubilación. En el caso de la IRA tradicional, también evitas pagar impuestos por el dinero que ingresas antes.

Pensión Simplificada de los Empleados

Sep significa «pensión simplificada de los empleados», y este tipo de IRA es muy popular entre las pequeñas empresas y sus propietarios. Una vez que su negocio empiece a ir bien, esta cuenta IRA le ayudará a reducir su responsabilidad fiscal. El dinero ingresado no tributa hasta que lo retiras y, por tanto, te permite reducir tus ingresos por impuestos. Hasta el 25% de sus ganancias netas puede ser puesto en la IRA SEP cada año. El punto a favor de tener una IRA SEP es que puedes financiar esta IRA después de haber pagado tus impuestos, por lo que si has ganado más ese año, también puedes aportar más.

Individual o Solo 401(k)

Si es usted autónomo, es una buena opción para adelantar las aportaciones. El plan 401(k) individual o solo tiene dos opciones, como empleador o como empleado. Como empleado, puede aportar hasta el 100% de los ingresos obtenidos, con un máximo fijado en 19.500 dólares al año.

Si es un empleado de 50 años o más, el máximo es de 25.000 $ al año. Como empresario, es similar a lo que usted aporta a una IRA SIMPLE. No puede aportar más que sus ingresos como trabajador autónomo, pero puede dar un porcentaje adicional de sus ingresos netos, con un máximo de 57.000 dólares si tiene menos de 50 años y de 63.500 dólares si tiene más de 50 años. El plan 401(k) individual o Solo puede utilizarse también en versión Roth, lo que significa que puedes aportar dinero después de pagar tus impuestos, por lo que los impuestos no se aplican también al dinero que retiras después.

Cuenta de corretaje

Una cuenta de corretaje hace uso de una empresa de corretaje en la que un inversor deposita dinero en una empresa autorizada que realiza operaciones en nombre del inversor. Aunque la empresa realiza el trabajo, los ingresos pertenecen al inversor. El inversor puede reclamar los fondos aportados por la cuenta, pero tendrá que pagar impuestos sobre los ingresos. En una cuenta de corretaje no hay restricciones a las inversiones, por lo que es una buena opción para invertir sin limitaciones ni penalizaciones. Una cuenta de corretaje puede darle acceso a una amplia variedad de opciones de inversión diferentes, como acciones, bonos y fondos de inversión. El dinero puede depositarse mediante un cheque o transfiriendo dinero de su cuenta de ahorros. Una vez depositado el dinero, se puede utilizar para comprar diferentes tipos de valores de inversión. Como la empresa de corretaje se encarga de la compra y la venta, tendrá que pagarles una determinada cantidad de comisión.

Las decisiones de inversión no deben tomarse a la ligera, ya que incluso un pequeño error puede resultar bastante costoso a largo plazo. Se recomienda contratar o consultar a un asesor financiero antes de tomar cualquier decisión de inversión. Debido a la complejidad de la mayoría de las normas, la apertura de cuentas y la evitación de sanciones serán más fáciles con la ayuda de un asesor. Invierte de forma inteligente para que puedas disfrutar de un tiempo tranquilo trabajando desde casa y no tengas que preocuparte por el presente y el futuro.

Capital necesario para el negocio en casa

Tanto si se trata de un pequeño negocio como de uno grande, la cantidad de capital necesaria para cualquier negocio en casa variará. ¿Cuánto dinero se necesita para iniciar un negocio en casa no tiene una respuesta sencilla? La cantidad media puede ser tan baja como 1000 dólares o tan alta como millones, dependiendo de las inversiones, el mercado al que se quiere llegar y el tipo de negocio que se quiere iniciar.

La mayor competencia y la mayor demanda de tus servicios es lo que marca la pauta del capital necesario para llevar tu negocio en casa.

Cómo saber cuánto capital se requiere para su negocio en casa

Si estás empezando, poder calcular la cantidad de capital necesaria no será una tarea fácil. Si eres nuevo en esto, dedicar algo de tiempo, al principio, a investigar te hará empezar con buen pie. Sólo unos pocos negocios pueden sobresalir sin investigación o experiencia previa; por lo tanto, consultar a alguien con experiencia de antemano es aconsejable antes de que te lances a intentar iniciar tu negocio en casa.

Investigación:

  • Póngase en contacto con personas que se dediquen al mismo tipo de trabajo que usted pretende para saber cuáles son los costes iniciales y de funcionamiento de un negocio similar.
  • Utiliza una calculadora de costes diseñada específicamente para empresas de nueva creación para saber qué cantidad de dinero inicial vas a necesitar.
  • Ponte en contacto con empresarios jubilados que hayan trabajado en el mismo sector que tú y puedan aportarte conocimientos sobre el mismo.
  • Póngase en contacto con los proveedores que desee para que le informen sobre los precios de venta al público.
  • Contrate a un experto en negocios o en contabilidad para que le ayude antes de iniciar su negocio.

Estimación:

No se puede dar una cantidad media estimada de dinero de forma clara para ninguna idea de negocio porque cada negocio tiene sus propias necesidades que no se pueden generalizar. Sin embargo, las opciones anteriores pueden proporcionarle una idea aproximada antes de empezar para que tenga una estimación con la que trabajar.

Elaborar un plan de previsión será beneficioso, ya que te ayudará a calcular los costes que tendrás que afrontar en tu negocio y los ingresos que obtendrás de los beneficios.

Calcula:

Para saber exactamente cuánto dinero necesitará para poner en marcha su empresa, deberá tener en cuenta Los gastos de capital, los gastos y los activos.

  • Gastos de capital:

Es la primera compra que hay que hacer para abrir tu negocio. Es algo que se hace una sola vez, y normalmente no hay que pagar impuestos por ello. Se trata de lo esencial, sin lo cual tu negocio no podrá funcionar, como equipos, maquinaria, mobiliario y otras compras de este tipo.

  • Gastos:

Se trata de gastos regulares que tendrá que realizar para mantener su negocio en funcionamiento. Se trata de gastos continuos, a los que se aplican los impuestos, como los salarios, el alquiler, el marketing, los costes de los servicios públicos y el dinero destinado a la publicidad.

  • Activos:

Se trata de todos los recursos monetarios que ya te pertenecen, como tus ahorros, el equipo o los muebles que ya posees, o una casa desde la que quieres trabajar.

De dónde sacar el dinero para un negocio en casa

No es ningún misterio que necesitará capital para iniciar su negocio, como ya se ha dicho, pero de dónde adquirir el dinero es una pregunta que se hacen todos los principiantes que quieren iniciar un negocio en casa. La gente suele iniciar negocios en casa para ganar dinero, lo que significa que puede no tener ya mucho dinero ahorrado para ayudarlo. Sin embargo, hay formas de conseguir el capital que necesita para su negocio en casa:

  • Ahorros personales si tiene alguno
  • Dinero de amigos y familiares si están dispuestos a ayudar
  • Subvenciones
  • Créditos Rápidos Online
  • Un préstamo de un banco
  • Programas de desarrollo o corporativos
  • Sitios web de crowdfunding
  • Tarjetas de crédito

Cuánta ganancia obtendrá:

Por último, a la hora de calcular el capital que necesitas para poner en marcha un negocio en casa, también debes conocer la cantidad razonable de beneficios que obtendrás para entender qué parte te será devuelta. Debe saber cuánto estará dispuesto a pagarle su mercado objetivo en función del producto o servicio que venda y si podrá obtener una cantidad suficiente de beneficios con ello. Es aconsejable considerar aquellas ideas de negocio en casa que puedan producir una cantidad considerable de beneficios, de forma que se cumplan tus requisitos de ingresos mínimos al mes. Además, la mayoría de los negocios tardan algún tiempo en empezar a obtener beneficios, por lo que la paciencia es fundamental.

Empezar en pequeño es una buena idea para la mayoría de los negocios en casa, pero eso no significa que no pueda soñar en grande. Si quieres que te ayuden en el camino, consulta a expertos en negocios para que este proceso te resulte más fácil y puedas iniciar un negocio en casa que tenga éxito en el futuro.

OTRAS GUÍAS QUE PODRÍAN INTERESARTE: 

✅ Cómo Jugar al Ajedrez Online

Guía para Vivir como un Nómada Digital

Guía de Marketing de Contenidos

Trabajar en el extranjero

Vivir en Abundancia

Abrir chat
Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Tienes alguna duda sobre Ajedrez Online o Marketing Digital?
Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?